Lo que pasa cuando eres infiel y te pillan

Compartir esto

infieles

Hace unas semanas, un grupo, autodenominado The Impact Team, ha hackeado una web de ‘infieles’ muy famosa y ha amenazado a la empresa con hacer públicos los datos de sus clientes a no ser que retiren la página y todos sus servicios.

Aunque se desconoce la cantidad de información que los hackers han logrado extraer, a los 37,5 millones de clientes que tiene la compañía en todo el mundo no les faltan motivos para estar preocupados. Ahora bien, no serán los primeros ni los últimos infieles que son descubiertos. Con motivo de la filtración, algunos usuarios de Whisper, una aplicación para móviles que permite a sus usuarios hacer todo tipo de confesiones anónimas, han explicado lo que les ocurrió cuando sus maridos o mujeres se enteraron de que estaban teniendo una aventura.

Uno de los usuarios confiesa que que su mundo se vino abajo cuando le pillaron: “perdí a mi novia, mi casa y tengo que ver a mis niños la mitad de lo que les veía.No merece la pena. De ninguna manera”.

Otros adúlteros descubren con asombro que no eran los únicos infieles de la pareja. “Le puse los cuernos y nunca me pilló, pero yo la pillé a ella, la perdone y, aún así, la perdí en manos de su amante”, comenta un usuario. Pero la palma se la lleva otro adúltero que descubrió que su mujer también estaba siendo infiel, con la misma mujer con la que él le estaba poniendo los cuernos.

¿Es mejor que te pillen o confesar?

Algunos de los usuarios de Whisper explican que se sentían tan mal que prefirieron revelar a sus parejas que habían estado siendo infieles. “Me dije a mi mismo que no podía mantener el secreto más tiempo”, explica un adultero.“Me sentía fatal”. Esto, por supuesto, no quiere decir que la situación se solucionase. “Le dije la verdad después de que pasara”, comenta otro infiel. “Intentamos que la cosa funcionase, pero una vez que hieres a alguien de esa forma no hay marcha atrás. Tuvimos que dejarlo”.

“No me pillaron, simplemente me sentí como una persona horrible y se lo conté”, confiesa otro infiel. “Resulta que ella había hecho lo mismo… supongo que nuestra relación está condenada de todas formas”.

Él pensaba que lo habíamos superado, pero sólo lo superamos hasta que me saqué mi título universitario. Entonces le dejé

También hay personas que no sólo no se sienten mal, además creen que eladulterio les ha servido para tener mejor atadas a sus parejas. “Le convencí de que era su culpa”, comenta una usuaria. “Se disculpó. He continuado engañándole. Le hago hacer ver que se tiene que esforzar más”. Otra infiel comenta: “Le engañaba cada vez que pensaba que no me estaba prestando la suficiente atención. Después se comportaba mucho mejor. No quería perderme”.

Pero no siempre son los infieles los que tienen la última palabra. “Pillé a mi marido poniéndome los cuernos”, comenta una chica. “Él pensaba que lo habíamos superado, pero sólo lo superamos hasta que me saque mi título universitario. Entonces le dejé”. Dicen que quién ríe el último ríe mejor. “Me engañó con mi mejor amiga mientras estaba de compras para él”, comenta una usuaria. “Me vengué acostándome con un tipo de una banda”.

 

Fuente: EC

 

venusrev

venusrev

Revista Venus, un concepto sexual diferente! Temas de interés orientados a la sexualidad.
venusrev

Latest posts by venusrev (see all)